«Teníamos una brecha de flujo de efectivo entre las temporadas de financiación y necesitábamos un respaldo. Siempre hay retrasos en los pagos con los otorgantes. Estamos muy agradecidos de que Spring Bank nos haya apoyado», dice Danae McLeod, Directora Ejecutiva de Grace Outreach, una organización sin fines de lucro con sede en el Bronx.